San Isidro: El Vecino más Ilustre de Carabanchel

San Isidro ha sido, es y será nuestro mejor vecino. Es un Santo que aglutina los valores más nobles de los carabancheleros: Humildad y bondad. Un sencillo labrador que se dedicaba a hacer el bien a los demás.

Isidro Merlo y  Quintana, se llamó así en honor a San Isidoro, nació en Madrid, en una familia mozárabe el 4 de abril de 1082.

Quedó huérfano muy pronto, así que el joven Isidro se buscó el sustento con trabajos como el de pocero hasta que finalmente se empleó como labrador.

Cuando Alí, rey de Marruecos, atacó Madrid en 1110, Isidro hizo como muchos otros y se trasladó a Torrelaguna, donde continuó con el mismo género de vida, dedicada al trabajo y a la oración, que había llevado hasta el momento. Fue precisamente en la parroquia de esta localidad donde contrajo matrimonio con una joven llamada María, natural de Uceda, cuya dote matrimonial fue una heredad en su pueblo natal, lo que fue causa de que los esposos se establecieran allí para trabajar las tierras por cuenta propia. Tuvieron un hijo (Illán).

En 1119, Isidro volvió de nuevo a Madrid, y entró a trabajar como jornalero agricultor al servicio de Juan de Vargas en sus tierras carabancheleras, donde por entonces vivián decenas de habitantes. Muere el 15 de mayo de 1172, con 90 años y es enterrado en el cementario de la Iglesia de San Andrés.

Cuarenta años después de su muerte, en 1202, se descubre su cuerpo incorrupto a partir de un desbordamiento de un arroyo cercano al cementario. Se interpreta el hecho como un acto de Dios y a partir de aquí, comienza su fama y leyenda.

Juan Fernández, clérigo de Madrid, recoge por escrito en el Códice de Juan Diácono (o Códice de Juan Gil de Zamora) la tradicción oral sobre Isidro. Cuatro milagros son narrados:

  1. Bueyes arando mientras él rezaba. Se produjo junto a la Iglesia de la Magdalena, posteriormente ermita de Santa María la Antigua. Se dice que su casa estuvo situada cerca de allí (hoy calle Monseñor Romero).
  2. El lobo muerto: Mientras rezaba le avisaron de que un lobo acosaba a su caballo. Les dijo que iría cuando acabara la oración. Así fue y apareció el lobo muerto y el caballo liberado. También se sitúa el hecho en la mencionada Iglesia de la Magdalena, lugar del génesis de los carabancheles desde la época romana.
  3. Le invitan a una comida en Carabanchel y acude tarde con unos mendigos. Le dicen que no hay comida para todos, sólo para él, pero cuando fueron a por las viandas, había de sobra hasta reventar.
  4. En un frío invierno se dirigía con trigo a los molinos del Manzanares. Viendo hambrientas a las palomas, les dejó unos granos de trigo, por lo que fue recriminado por sus compañeros. Sin embargo, cuando llegaron, no había mermado la cantidad inicial.

milagrosanisidro

También destaca la fuente que hizo brotar en Carabanchel, junto a la ribera del Manzanares, dando lugar a la Ermita y a la Pradera, de sobra conocidas hoy.

El arca de San Isidro se encuentra en el interior de la catedral de la Almudena. Muy pocos conocen la leyenda del origen de esta obra de arte, donación de Alfonso VIII. Resulta que uno de los 438 milagros más conocidos admitidos por la Santa Sede para la canonización del santo es el de la batalla de las Navas de Tolosa.

Según la tradición, el santo se apareció a Alfonso VIII en forma de pastor para guiar a las tropas del rey sin ser vistos por los almohades y poder atacarles por sorpresa. Era el 16 de julio de 1212. Los cristianos, después de vencer en la famosa batalla, buscaron al pastor para agradecerle su ayuda, pero no lo encontraron.

Cuando Alfonso VIII pasó por Madrid y visitó la iglesia de San Andrés, al ver el cuerpo incorrupto del santo le reconoció y exclamó: «Este es el pastor que nos enseñó el camino y nos llevó a la victoria». En agradecimiento regaló un arca de madera recubierta con pinturas alusivas a la vida de San Isidro destinada a albergar el cuerpo del santo. El arca se apoyaba sobre tres leones de piedra dorados.

Otras fuentes orales cuentan otros milagros como cuando salvó a su hijo de un pozo, o ya después de muerto, lluvias copiosas después de duras sequías tras rezar al Santo.

La leyenda se desbordó y existe un sinfín de anécdotas entorno a las reliquias del Santo, especialmente en la Corte de los diferentes Reyes. Pueden encontrarse en los enlaces seleccionados muchas de ellas: Felipe III hizo desplazar el sufrido cuerpo en litera desde Madrid hasta Casarrubios de Monte (a 50 km), donde le veneró en su dormitorio. Debajo de la almohada del rey Carlos II, se puso un diente arrancado del santo para ver si sanaba, Una dama se llevó un brazo del santo debajo del ídem como reliquia, aunque fue descubierta antes de salir de la iglesia. Desde ese día, el brazo se unió con una cinta al resto del cuerpo.

Una dama de la Corte de Isabel la Católica se llevó el dedo pulgar del pie del santo, que arrancó al besarlo. Al final confesó su macabro robo cuando los propios caballos de su comitiva la denunciaron, negándose a cruzar el río Manzanares, hasta que la mujer entregó el objeto del robo.

San Isidro fue beatificado por Paulo V el 14 de Junio de 1619, fijando la celebración de su fiesta el 15 de Mayo. Con tal motivo, reinando Felipe III se celebraron unos festejos que sirvieron además para inaugurar la remodelada Plaza Mayor de Madrid.

Ya en el reinado de Felipe IV, fue canonizado por Gregorio XV, el 12 de Marzo de 1622. En ese mismo acto de canonización, la Iglesia quiso unir a un sencillo agricultor y patrón de Madrid, con otros cuatro insignes santos, Teresa de Jesús, Ignacio de Loyola, Francisco Javier y Felipe Neri.

San Isidro es Patrón de Madrid desde 1212 y día de precepto en la capital de España desde 1621.

El Papa Juan XXIII extendió el patronazgo de San Isidro a los agricultores y campesinos españoles por Bula “Agri Culturam” dada en Roma el 16 de Diciembre de 1960. Esta declaración sirvió para extender su culto a muchas localidades agrícolas, no sólo de España, sino del mundo entero. Por supuesto, tengo que destacar la importante veneración de nuestro Santo en Cataluña, tal y como expone esta magistral conferencia de Francisco Caballero Leonarte.

https://somatemps.files.wordpress.com/2015/05/san-isidro-en-cataluc3b1a.pdf

Por ejemplo, en el oracional dedicado a San Isidro nos encontramos la “Novena al glorioso San Isidro Labrador, abogado de labradores”, editada en Barcelona el año 1875, y también el curioso libro titulado “Vida de Sant Isidro Llaurador, patró de Madrid y dels pagesos, seguida de sa novena y goigs”, editado en Barcelona en 1900. En el 6 capítulo XVIII del citado libro se lee:”De quan extesa es la veneración á Sant Isidro […] no se ha limitat en Madrid y sa comarca, ni en las solas provincias de Espanya lo seu culto. En Italia, França, Portugal, Alemania y fins en las Indias es venerat lo Sant Pages Espanyol, y a la vora del Riu de la Plata, prop Buenos Aires, se troba també una ciutat, que se li ha donat lo nom, y de present se anomena ciutat de San Isidro”.

En nuestra opinión, la verdadera naturaleza de San Isidro, ser un hombre generoso y bueno, es lo que realmente le hace Santo y los que hacemos sentirmos orgullos a los que pisamos los campos que aró y a todos los labradores del mundo.

¡Viva San Isidro!

san-isidro

Fuentes:

  • Carabanchel, un Distrito con Historia, José María Sánchez Molledo
  • http://congregacionsanisidro.org/biografia
  • https://www.biografiasyvidas.com/biografia/i/isidro.htm
  • http://www.abc.es/madrid/20141222/abci-milagro-isidro-tolosa-201412211949.html
  • https://www.rutasconhistoria.es/articulos/el-cuerpo-icorrupto-de-san-isidro-labrador
  • http://www.revista80dias.es/2015/05/15/18031/la-historia-de-san-isidro-labrador-el-santo-que-ayudo-en-la-batalla-de-las-navas-de-tolosa/#.WglqjOSWyUk
  • https://somatemps.files.wordpress.com/2015/05/san-isidro-en-cataluc3b1a.pdf
  • http://www.archimadrid.es/sanisidro/vida.htm

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *